1 de agosto de 2017

Modalidades de tratamiento

El consumo de sustancias psicoactivas sigue siendo uno de los aspectos de salud pública que más preocupa a la sociedad, principalmente por las consecuencias que genera no sólo en la vida del usuario de drogas, sino también en sus familias, conocidos y amigos. 

El consumo abruma a los familiares del usuario, quienes desean su “curación” pero no saben qué hacer, a dónde acudir o cuál programa de tratamiento es el más efectivo.

A continuación, se exponen las diferentes y principales modalidades de tratamiento, de acuerdo con el National Institute on Drug Abuse ( NIDA, 2010), para la atención de las personas con conducta adictiva; el propósito de este repaso es proporcionar información que permita tomar una decisión acertada sobre el tratamiento que necesita una persona; no obstante, es pertinente enfatizar en la necesidad de que un profesional de la salud mental y las adicciones realice un diagnóstico y ofrezca opciones de tratamiento acordes a las características del paciente.

Desintoxicación y abstinencia bajo cuidados médicos
La desintoxicación es el proceso a través del cual el cuerpo se libera de las drogas. Esta fase no es del todo fácil, al estar acompañada de efectos secundarios desagradables y, en ocasiones, hasta mortales, causados por el síndrome de abstinencia. Por ello, esta fase debe complementarse con el uso de medicamentos. 

La desintoxicación suele considerarse un precursor o una primera etapa del tratamiento; está diseñada para tratar los efectos fisiológicos agudos y potencialmente fatales ante la interrupción del uso de drogas.  Esta modalidad no atiende los problemas psicológicos, sociales y de conducta asociados con la adicción.

Tratamiento residencial a largo plazo
Esta alternativa es de internamiento completo; brinda un servicio de 24 horas al día, generalmente en centros de tipo hospitalario. El modelo residencial más aplicado es el de la comunidad terapéutica (CT), con estancias planificadas de seis a 12 meses. 

La finalidad de esta modalidad es la "resocialización" del paciente. La adicción se ve en el contexto de las deficiencias sociales y psicológicas del individuo. El tratamiento se concentra en desarrollar la responsabilidad personal y una vida socialmente productiva. 

El programa está diseñado para ayudar a los residentes a examinar creencias malsanas, conceptos sobre sí mismos y patrones de comportamientos destructivos, para que puedan adoptar nuevas maneras —más armoniosas y constructivas— de interactuar con los demás. 

Tratamientos residenciales a corto plazo
Estos programas ofrecen tratamientos intensivos y relativamente cortos basados en un enfoque modificado de los 12 pasos utilizados para tratar el consumo de alcohol. El modelo de tratamiento residencial original consta de una fase de tres a seis semanas de internamiento, seguida por una terapia prolongada para pacientes externos y la participación en un grupo de autoayuda. 

Se sugiere que después de acabar el tratamiento, las personas permanezcan incorporadas a programas para pacientes externos o cuidados posteriores, que ayudan a reducir el riesgo de una recaída una vez que el paciente sale del centro residencial.

Tratamiento para pacientes de consulta externa 
Este tipo de tratamiento es recomendable para personas que trabajan o presentan amplio apoyo social. Los programas ofrecen educación sobre los daños, las consecuencias y los efectos negativos de las drogas. 

Otros modelos para pacientes de consulta externa, como los tratamientos diurnos intensivos o centros de día pueden compararse con los programas residenciales en cuanto a los servicios y la eficacia, pero se ajustan a las necesidades, tiempo y características de los pacientes. Algunos de estos programas también están diseñados para tratar a pacientes con problemas médicos o de salud mental, además de los trastornos relacionados con  las drogas (patologías duales). La terapia de grupo puede ser un componente primordial de muchos de los programas para pacientes de consulta externa.

No todas las personas necesitan las mismas atenciones o servicios, por ello se han expuesto las principales modalidades de tratamiento ofrecidas a quienes sufren a causa de las adicciones. Para Centros de Integración Juvenil es de suma importancia que la familia participe de manera activa en todo el proceso de rehabilitación, pues es factor clave en la recuperación. 

En última instancia, el tratamiento más adecuado será aquel que se defina con base en los resultados de una valoración previa, tanto de las condiciones de salud del usuario como del grado de consumo o adicción, el género del paciente y su edad, entre otros factores que pueden condicionar el alcance de los metas establecidas en los programas de tratamiento y, por consiguiente, en la recuperación.

Centros de Integración Juvenil pone a disposición de la población diversas modalidades de Atención Curativa, desarrolladas por profesionistas integrados a un equipo con casi 50 años de experiencia en la prevención, el tratamiento y la investigación de las adicciones.

Maribel Osorio Martínez
Dirección de Tratamiento y Rehabilitación

Referencia
National Institute on Drug Abuse. (2010). Principios de tratamiento para la drogadicción: Una guía basada en las investigaciones. Recuperado de: www.drugabuse.gov/es/publicaciones/principios-de-tratamientos-para-la-drogadiccion/tratamientos-para-la-drogadiccion-en-los-estados-unidos/categor

No hay comentarios:

Publicar un comentario