15 de agosto de 2017

Día Internacional de la Juventud

“Juventud que construye la paz”

A raíz de la primera sesión del Foro Mundial de la Juventud en 1996, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró, en 1999, al 12 de agosto como el Día Internacional de la Juventud. El organismo recomendó que durante esa fecha se organicen actividades para conmemorar el rol de la juventud en el desarrollo de sociedades sostenibles.

En esta celebración se busca exaltar y reconocer la importancia del compromiso y la participación de los jóvenes en todos los niveles de la sociedad, al tiempo de impulsar medidas dirigidas a:

  • Desarrollar políticas en temas prioritarios como la educación, el empleo, la pobreza, la nutrición, el medio ambiente, el uso indebido de drogas y la delincuencia juvenil. 
  • Promover canales de comunicación y cooperación entre organizaciones juveniles y otras instituciones de carácter gubernamental y asociaciones civiles.  

De acuerdo con los datos disponibles, la proporción actual de jóvenes conforma la generación más numerosa de la historia: según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FPNU), mil 800 millones de personas tienen entre 10 y 24 años de edad. De ellas, más de 600 millones viven en zonas de conflicto (Ortiz, 2016). 

El argumento demográfico es probablemente uno de los más impactantes y convincentes para reconocer el papel de la juventud en la construcción de la paz. Sin embargo, hasta diciembre de 2015 ningún marco internacional analizaba o respondía de manera integral a las cuestiones referentes a la juventud, la paz y la seguridad. Y es justo ese año en el que, por votación unánime, tuvo lugar una decisión histórica: la resolución 2250, que reconoce a los jóvenes como agentes fundamentales de cambio en la agenda para el mantenimiento y la consolidación de la paz, la prevención de la violencia y la seguridad de la sociedad en general. 

La resolución exige que se dé voz a la juventud en los procesos de paz, instando a los gobiernos, las entidades privadas y públicas, las organizaciones de la sociedad civil y las instituciones internacionales —incluyendo a las agencias de la ONU— a que aporten tanto las herramientas como el financiamiento necesario para traducir este documento en políticas reales y proyectos concretos (Ortiz, 2016)

El Día Internacional de la Juventud 2017 tiene como tema “Juventud que construye la paz” y está dedicado a celebrar las contribuciones de este colectivo en la prevención y la transformación de conflictos, así como en la inclusión, la justicia social y la paz sostenible (ONU, 2017).

La participación de los jóvenes en los procesos de paz requiere que los mayores abran espacios de participación y estén dispuestos a compartir esferas de poder y decisión, pues no serviría de nada crear mecanismos en los que se puedan presentar los jóvenes, tan sólo para enfrentarse a la exclusión generacional. Los mayores tendrán que otorgar verdaderas oportunidades a la hora de compartir responsabilidades y poder. 

Ahora empezará el trabajo y el esfuerzo para que la resolución 2250 cambie los esquemas de trabajo y las narrativas: la juventud ya no es el futuro como se solía decir, es un presente al que no se puede dar la espalda. Hoy día ya no se considera a los jóvenes como un grupo que necesita protección; deben ser vistos como actores de transformación positiva en sus comunidades. Es necesario, por tanto, reconocer su papel como catalizadores de paz y actores en la prevención de la violencia (Ortiz, 2016).
Subdirección de Investigación
Referencias: 

  • Organización de las Naciones Unidas. (2017). Día Internacional de la Juventud, 12 de agosto. Recuperado de https://www.un.org/development/desa/youth/international-youth-day-2017.html
  • Ortiz, R. (2016). Resolución 2250 del Consejo de Seguridad de la ONU: juventud, paz y seguridad. Institut Catalá Internacional. Recuperado de https://www.youth4peace.info/system/files/2016-11/2016.09%20-%20UNSCR2250%20-%20Romeral%20Ortiz%20Quintilla%20-%20PolicyPaper_14_CAST.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario