4 de diciembre de 2015

De fiestas, jóvenes y alcohol

“No ha sido nada bonito, ha sido difícil, yo consumía alcohol, 
empecé a los 15 años... me empezaron a jalar los amigos.”
Testimonio Vanessa.

Los tiempos en que vivimos son tiempos de cambio, de grandes incertidumbres en la vida cotidiana de las personas, de adaptación o de readaptación a nuevas formas de actuar, convivir y divertirse; son los jóvenes, precisamente, quienes se ven impactados de manera directa por estos cambios.
Ante este panorama, Zygmunt Bauman explicó que la incertidumbre en que vivimos corresponde a transformaciones como el debilitamiento de los sistemas de seguridad que protegían al individuo, así como a la renuncia a la planificación de largo plazo: el olvido y el desarraigo afectivo se presentan como condición del éxito (Vásquez, 2008).

En este sentido, la diversión y los momentos de reunión y esparcimiento entre las juventudes han cobrado diversos significados: ya no es necesario esperar una celebración en específico, el motivo no es lo importante, lo relevante es convocar a la reunión, a la fiesta que se convierte en el lugar idóneo para el consumo explosivo de alcohol entre los jóvenes, tal y como lo señala la Organización Panamericana de la Salud (2015), “en las Américas y en todo el mundo, el alcohol es el principal factor de riesgo de muerte y discapacidad para las personas de 15 a 49 años de edad, franja etaria en la que suelen ser más productivas económicamente. El consumo nocivo de alcohol probablemente comporte pérdidas salariales de miles de millones de dólares cada año”.

Asimismo, la Organización Panamericana de la Salud, enfatiza: “Por término medio, los adolescentes beben con menor frecuencia pero ingieren más cantidad en cada ocasión. La mayoría de los estudiantes encuestados en las Américas tomaron la primera copa antes de los 14 años de edad. En el 2010, alrededor de 14.000 defunciones de menores de 19 años fueron atribuidas al alcohol”. El caso mexicano no está alejado de esta realidad; derivado del consumo de alcohol en las fiestas, los jóvenes conducen bajo los influjos de la sustancia y provocan, en la gran mayoría de los casos, accidentes de tránsito cuyas consecuencias son fatales en su vida y en la de terceros.

En las fiestas, reuniones o momentos de convivencia, muchas veces existe una carencia de vigilancia por parte de los adultos, quienes debieran vigilar y salvaguardar la seguridad de los asistentes. Los invitados, mayoritariamente jóvenes menores de 18 años, al querer sentirse parte de un grupo y tener el deseo de ser reconocidos por sus pares, son influenciados para comportarse de maneras en las que ponen en riesgo su vida. En la gran mayoría se presenta una baja percepción del riesgo asociado con el consumo de alcohol, tabaco y, en muchas ocasiones, otras drogas, lo que provoca el involucramiento en prácticas sexuales a temprana edad, con consecuencias como infecciones de transmisión sexual y embarazos no planeados.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (2015) señalan:
  • El consumo de alcohol provoca muerte y discapacidad a una edad relativamente temprana. En el grupo etario de 20 a 39 años, 25 por ciento de las defunciones son atribuibles a la ingesta de esta sustancia.
  • Existe una relación causal entre el consumo nocivo de alcohol y una serie de trastornos mentales y comportamentales, además de las enfermedades no trasmisibles y los traumatismos.
  • En el caso mexicano, el INEGI (2013) reportó: 12 de cada 100 jóvenes que tuvieron un accidente de tránsito en 2012 estaban bajo los efectos del alcohol. 
  • Durante 2012, 11.6 por ciento de los jóvenes reportó haber tenido un accidente de tránsito bajo los influjos de la sustancia.
La Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia (ECOPRED) 2014, reveló que 71.6 por ciento de los jóvenes de 12 a 29 años de edad cuenta con amigos involucrados en al menos un factor de riesgo en ese año.

Es importante mencionar que Centros de Integración Juvenil se ha destacado por realizar proyectos de intervención con población específica; desde el 2014 cuenta con el sitio en internet Jóvenes en acción para la prevención, un micrositio dirigido a jóvenes de 12 a 24 años de edad, donde se puede encontrar material interactivo con diferentes temáticas como violencia, manejo de emociones, alcohol y otras drogas. 

También se cuenta con el proyecto “Detección temprana y canalización oportuna”, que aborda temáticas como riesgos y señales de consumo de tabaco, alcohol y otras drogas, y está dirigido a la población de entre 10 y 24 años de edad. A través de talleres psicoeducativos para el entrenamiento de competencias cognitivas, emocionales y sociales, se proporcionan herramientas para que los jóvenes tengan un consumo responsable de alcohol; asimismo, se promueven actividades cuyo objetivo es fomentar estilos de vida saludable.

Si te interesa o requieres atención especializada, te invitamos a acudir a cualquiera de las 116 unidades operativas de CIJ, donde te brindarán información. Consulta www.cij.gob.mx, marca a CIJ Contigo al (55) 5212 12 12 o escríbenos a cij@cij.gob.mx.
Esp. Nora Leticia Vizcaya Xilotl
Departamento de Movilización Comunitaria
Referencias
  • Centros de Integración Juvenil (2014). Jóvenes en Acción para la prevención. México: CIJ. Recuperado de http://www.cij.gob.mx/jovenesenaccion
  • Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2014). Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia. México: Autor. Recuperado de http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/boletines/2015/especiales/especiales2015_08_9.pdf
  • Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2013). Estadísticas a propósito del Día Internacional de la Juventud. México: Autor. Recuperado de http://www.inegi.org.mx/inegi/contenidos/espanol/prensa/Contenidos/estadisticas/2013/juventud0.pdf
  • Organización Mundial de la Salud (2015). Alcohol (datos y cifras, nota descriptiva No. 349). Recuperado de http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs349/es/
  • Organización Panamericana de la Salud (2015). Informe de la situación regional sobre el alcohol y la salud en las Américas. Recuperado de http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=11108%3A2015-regional-report-alcohol-health&catid=1428%3Aalcohol-substance-abuse-publications&Itemid=41530&lang=es
  • Vásquez, A. (2008). Zygmut Bauman: modernidad líquida y fragilidad humana.  Revista Critica de Ciencias Sociales y Jurídicas. Recuperado de http://pendientedemigracion.ucm.es/info/nomadas/19/avrocca2.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario