16 de junio de 2014

¿Mariguana? Infórmate y decide

Vianney Rivera Montealegre
Modelos y Tecnologías Preventivas

La mariguana es la droga ilícita más consumida en el mundo. Los datos en México coinciden con esta realidad global, pues la cannabis es la droga de mayor uso (sin incluir al alcohol ni al tabaco) con una prevalencia de 1.2 por ciento en el último año, según la Encuesta Nacional de Adicciones 2011 (Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, Instituto Nacional de Salud Pública & Secretaría de Salud, 2012). Existe además, una tendencia creciente a consumirla, tanto por parte de la población general, como por los hombres jóvenes y los estudiantes de educación media superior (Villatoro et al., 2013).

Uno de los principales factores que influyen en el inicio y mantenimiento del uso de la mariguana es la baja percepción de riesgo sobre sus consecuencias, así como la desinformación alrededor de su “origen natural”, y las falsas creencias que propician la formulación de frases como “hace menos daño que otras drogas”, “todo el mundo lo hace”, “hay personas que la han usado durante muchos años y no les pasa nada”, entre otras.

De acuerdo con la Organización de los Estados Americanos, en países donde la percepción de riesgo sobre el uso de drogas es alta, la prevalencia de consumo es baja; por el contrario, donde se percibe menos riesgo, es elevada. De la misma manera, en los países donde se sabe que el acceso a las drogas es difícil, hay una baja prevalencia de uso, mientras que donde se cree que es fácil se registran altas tasas de consumo (OEA, 2011).

En México se han realizado investigaciones en torno a la percepción de disponibilidad y se ha encontrado que la experimentación con una sustancia está relacionada con factores ambientales, específicamente con la disponibilidad y la accesibilidad. En un estudio con adolescentes, 35 por ciento de los participantes informó que le resultaba fácil obtener drogas; en el mismo sentido, 49 por ciento de los usuarios de mariguana reportó haberla obtenido en parques o calles y 25 por ciento en fiestas. Solamente 3 por ciento de quienes perciben poca tolerancia hacia el uso de drogas por parte de sus padres aceptaron consumirlas, en comparación con 14 por ciento de quienes perciben tolerancia. La misma tendencia se observa en relación con la aceptación por parte de amistades cercanas, 1.8 y 5.2 por ciento entre hombres y mujeres, respectivamente. 

La percepción de riesgo es otra variable importante para detener el uso de drogas entre menores de edad que las han probado: aquellos que consideraron que usar drogas es muy peligroso registraron frecuencias de consumo 3.8 veces inferiores (Medina-Mora et al., 2003).

Existe evidencia científica respecto a los problemas que el uso de la mariguana causa a la salud física, mental y pública. Los daños dependen de la vulnerabilidad de la persona respecto a la sustancia, pero también del contexto, las expectativas hacia el consumo, la edad de inicio, la frecuencia y el tiempo que se lleve utilizando la droga. Entre los efectos a la salud se pueden mencionar los siguientes:

Afectación de la memoria, el aprendizaje y la atención.
Síndrome amotivacional (no tener ganas de hacer nada).
Daños en el sistema respiratorio (infecciones en vías respiratorias frecuentes).
Mayor riesgo de hipertensión.
Disminución del sistema inmunológico.
Mayor probabilidad de sufrir accidentes de tránsito y laborales.
Ansiedad, depresión, ideación y actos suicidas.
Riesgo de psicosis, si se usa desde edades tempranas.
Alteraciones y bajo peso del recién nacido, si se consume durante el embarazo.

En Centros de Integración Juvenil seguiremos promoviendo la salud y el bienestar entre la población, principalmente entre quienes se encuentran en condiciones de vulnerabilidad social; por ello se diseñó el programa de prevención “¿Mariguana? Infórmate y decide”, para jóvenes, padres y madres de familia, y docentes. El objetivo es incrementar la percepción de riesgo en torno a las consecuencias del uso de la mariguana, reforzar el pensamiento crítico para tomar decisiones informadas, desarrollar recursos para afrontar eficazmente situaciones de riesgo ante el consumo, y brindar estrategias para la identificación temprana y canalización oportuna.

¿Piensas que es un tema ajeno, que si no consumes no te corresponde tomar medidas de precaución? Considéralo de nuevo. Las consecuencias del consumo nos impactan como sociedad; todos podemos contribuir a la solución de este problema mediante la difusión y reflexión de información científica, la promoción de estilos de vida y espacios más saludables, y la divulgación de servicios de tratamiento especializados para quienes han desarrollado una adicción.

Es importante colaborar directa o indirectamente en la prevención de adicciones, particularmente en el caso de la mariguana que, como sabemos, se ha constituido en un tema recurrente en diversos foros y debates. Te invitamos a formar parte de las alternativas, busca información veraz, acércate a Centros de Integración Juvenil y, sobre todo, ¡participa!

Referencias

  • Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, Instituto Nacional de Salud Pública & Secretaría de Salud (2012). Encuesta Nacional de Adicciones 2011: Reporte de Drogas. Medina-Mora, M.E., Villatoro-Velázquez, J.A., Fleiz-Bautista, C., Téllez-Rojo, M.M., Mendoza-Alvarado, L.R., Romero-Martínez, M., Gutiérrez-Reyes, J.P., Castro-Tinoco, M., Hernández-Ávila, M., Tena-Tamayo, C., Alvear-Sevilla, C. y Guisa-Cruz, V. D.F., México: INPRFM. Disponible en: www.inprf.gob.mx, www. conadic.gob.mx, www.cenadic.salud.gob.mx, www.insp.mx
  • Medina-Mora, M.E., Cravioto, P., Villatoro, J.A., Fleiz, C., Galván-Castillo, F. & Tapia-Conyer, R. (2003). Consumo de drogas entre adolescentes: resultados de la encuesta nacional de adicciones, 1998. Salud Pública Mex, 45 (Suppl 1), 16-25.
  • Organización de los Estados Americanos & Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (2011) Informe del Uso de Drogas en Las Américas.
  • Villatoro, J., Moreno, M., Oliva, N., Fregoso, D., Bustos, M., Fleiz, C., Mújica, R., Mendoza, M., López, M. & Medina-Mora, M. (2013). Consumo de alcohol, tabaco y otras drogas en la Ciudad de México. Medición 2012. D.F., México: Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones, Administración Federal de los Servicios Educativos para el Distrito Federal. Recuperado de http://www.uade.inpsiquiatria.edu.mx/investigaciones_encuestas%20estudiantes.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario