21 de mayo de 2014

El impacto del mobbing y el estrés laboral en la salud en los trabajadores

“Cuando el trabajo es un placer, la vida es bella. 
Pero cuando nos es impuesto, la vida es una esclavitud”
Máximo Gorki

La modernidad y la globalización han traído cambios en la vida cotidiana de las personas tanto de manera individual como colectiva. En el ámbito laboral los procesos de producción y la competitividad entre los trabajadores han visibilizado problemáticas que afectan directamente la salud mental y física de las personas; términos como mobbing (acoso laboral) y burnout (estrés laboral) son cada vez más asociados como problemas de la vida cotidiana de los empleados.

Mobbing
El psicólogo Leymann definió el término mobbing como:“Situación en la que una persona ejerce una violencia psicológica extrema, de forma sistemática y recurrente y durante un tiempo prolongado sobre otra persona o personas en el lugar de trabajo con la finalidad de destruir las redes de comunicación de la víctima o víctimas, destruir su reputación, perturbar el ejercicio de sus labores y lograr que finalmente esa persona o personas acaben abandonando el empleo” (Vicente & Cervera, 2005).

En México no se ha legislado para combatir las consecuencias de este fenómeno, sin embargo existe una serie de normas distribuidas en ordenamientos jurídicos que sirven como medidas sancionadoras para el acosador.
Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), un estudio realizado en 1994 por el Sindicato de Trabajadores del Sector Público de Canadá mostró que casi 70 por ciento de las personas consultadas consideraban que la agresión verbal era la principal forma de violencia que habían sufrido.
El mobbing o acoso laboral se puede identificar por las siguientes características:
Clima confuso.
Comunicación indirecta y evasiva.
Acciones encubiertas y negación del conflicto.
Roles ambiguos.
Comportamiento no colaborativo.
Falta de previsión.
Organización desordenada.
Estrategias equivocadas.
Esta situación la viven de forma cotidiana muchos trabajadores, con consecuencias negativas para su salud:

OMS (2004). Sensibilizando sobre el acoso psicológico en el trabajo. 
Serie de protección de la Salud de los Trabajadores núm. 4.

Burnout (estrés laboral crónico)
Por otra parte, en la década de los 80 Cristina Maslach usó el vocablo burnout para referirse a los trabajadores de los servicios humanos que después de meses o años de dedicación acaban “quemándose” en el trabajo (Fernández, Betanzos & Hernández, 2011). Este fenómeno es reconocido como un riesgo ocupacional para los profesionales de la salud, la educación y los servicios asistenciales, en quienes provoca agotamiento físico y psíquico. 
La Organización Mundial de la Salud (2004) define al estrés laboral como “la reacción que puede tener el individuo ante exigencias y presiones laborales que no se ajustan a sus conocimientos y capacidades, y que ponen a prueba su capacidad para afrontar la situación”. Por su parte, la OIT se refiere al estrés laboral como una “Enfermedad peligrosa para las economías industrializadas y en vías de desarrollo; perjudicando a la producción, al afectar la salud física y mental de los trabajadores”.
El estrés, al ser un estado de tensión continúa, conduce a la liberación de ciertos neurotransmisores que someten al cuerpo a cambios orgánicos y patológicos que producen trastornos conductuales en las personas como mal humor, apatía y ansiedad, entre otros; además, el estrés desencadena trastornos psiquiátricos como ansiedad y depresión; también se vincula con el consumo de alcohol y mariguana, y con el desarrollo de hipertensión, diabetes y obesidad, entre otros padecimientos.

A continuación se enumeran algunas medidas de prevención:
“Actitudes positivas: respeto a sí mismo y desarrollo de destrezas para afrontar situaciones negativas.
Autoestima positiva: quien se valora positivamente también se percibe bien valorado por los demás.
Independencia: mide el grado de autonomía de las personas en la ejecución de sus tareas habituales. El hecho de que cualquier empleado disponga de la independencia que es capaz de asumir, favorece el buen clima laboral” (Cattan, 2005).

Es importante destacar la importancia de la colaboración entre empresas y empleadores para mejorar los ambientes laborales, propiciar el desarrollo de los trabajadores y aumentar la productividad, calidad de trabajo y salud de los empleados.
Centros de Integración Juvenil ha instrumentado un proyecto de atención integral del consumo de drogas en los centros de trabajo cuyo objetivo es fomentar un ambiente laboral libre de alcohol, tabaco y otras drogas, a través del establecimiento de un programa preventivo acorde a las necesidades de la empresa.
Entre las temáticas que se abordan se encuentran: 
Acoso laboral (Mobbing).
Estrés laboral acumulado (Burnout).
Depresión.
Violencia familiar.
Control de emociones.
Solución de problemas.
Habilidades de convivencia.
Reducción/abandono del consumo de tabaco, alcohol y otras drogas.
Estilos de vida saludable.

Si te interesa o requieres atención especializada, te invitamos a acudir a cualquiera de las 115 unidades operativas de CIJ, donde te brindarán información.

Consulta www.cij.gob.mx o bien marca a CIJ Contigo, en la Ciudad de México al 01 (55) 5212 1212. y en Guadalajara al 01 (33) 3836 3643. Escríbenos a cij@cij.gob.mx.

Nora Leticia Vizcaya Xilotl
Dirección de Prevención

Referencias:
  • Cattan. A. (2005). Estudio comparativo de autoestima y habilidades sociales en pacientes adictos en una comunidad terapéutica. Revista Salud y Drogas, 5 (001), 139-164.
  • Centros de Integración Juvenil (2010). Manual del asesor. Atención del consumo de drogas en centros de trabajo. México: CIJ, Dirección de Prevención.
  • Centros de Integración Juvenil (2010). Manual del facilitador en apoyo a la operación del modelo C-DIES, atención integral del consumo de drogas en los Centros de Trabajo. México: CIJ.
  • Fernández, A., Betanzos, N. & Hernández, L. (2011) Relevancia del estudio del agotamiento profesional (Burnout) en personal de enfermería. EnfNeurol, 10 (3). Recuperado de http://new.medigraphic.com/cgi-bin/resumen.cgi?IDREVISTA=221&IDARTICULO=31710&IDPUBLICACION=3438
  • Organización Mundial de la Salud (2004). Sensibilizando sobre el Acoso psicológico en el trabajo. Serie de protección de la Salud de los Trabajadores No. 4.
  • Stavroula, L. (1999): La Organización del trabajador y el estrés. [Serie protección de la salud de los trabajadores, núm.3]. Reino Unido: Instituto de Trabajo, Salud y Organizaciones. Recuperado de http://whqlibdoc.who.int/pwh/2004/9243590472.pdf
  • Vicente, J. & Cervera, A.M. (2005). Mobbing o acoso laboral. Madrid: Tebar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario