3 de diciembre de 2013

Políticas públicas en adicciones

Una política pública puede definirse como la respuesta estratégica y organizada que un gobierno promueve ante una exigencia social; en otras palabras, son las acciones impulsadas por el gobierno que canalizan los recursos públicos para solucionar problemáticas nacionales. 

En este sentido, las adicciones se han convertido en un problema de salud pública a nivel mundial, puesto que en el entorno social internacional la influencia de los factores de riesgo en la incidencia y la prevalencia de los trastornos adictivos es cada vez mayor; por tal motivo, se ha vuelto indispensable realizar ajustes en las políticas públicas de atención de las adicciones, desde su profilaxis hasta la inserción social del paciente rehabilitado.

Así pues, las políticas públicas en adicciones se han vuelto un tema de controversia social, ya que implican la necesidad de transformar en cierta medida la estructura, la organización y la actuación de las instituciones, no sólo de atención en salud, sino también aquellas encargadas de promover una economía sólida y las involucradas en la legislación y procuración en materia de justicia y seguridad pública.

Sin embargo, como parte del sistema nacional de salud, es nuestro deber avocarnos al análisis, la planeación, el diseño y la implementación de estrategias enfocadas a reducir el impacto de la influencia patógena de diversos factores biopsicosociales en la génesis de los trastornos adictivos.
Esta actuación se debe dirigir con mayor énfasis al aspecto preventivo, con campañas informativas masivas, dirigidas principalmente a los adolescentes y a los adultos jóvenes, quienes constituyen la mayor población de riesgo, así como en la educación hacia los padres de familia para formar un núcleo social saludable, sólido y estable; destacando la importancia de la participación de la comunidad en la construcción de una sociedad sana.

La principal causa de fracaso en la implementación de toda política pública, ya sea en materia de salud o de cualquier otra índole, es que aun cuando el diseño de las mismas pueda estar correctamente apoyado en la normatividad vigente y de acuerdo con los últimos avances científicos y socioculturales, nacionales e internacionales, no se divulgan en todas las esferas sociales y su conocimiento permanece en sectores muy reducidos, creando la apariencia de que el acceso a ciertos servicios son una exclusividad y que aquellos que no pueden aspirar a ellos son parte de un estigma social y cultural del subdesarrollo.
En nuestro país son muchas las instituciones y organizaciones en los sectores público y privado que se especializan en la atención de las adicciones; sin embargo, el nivel de desconocimiento de éstas entre la población general es elevado. También son poco difundidas y conocidas las campañas públicas que se han emprendido para la contención de los factores de riesgo biopsicosociales de las adicciones, para prevenir el acercamiento de los grupos vulnerables a elementos adictivos, para identificar o reconocer tempranamente los signos y los síntomas de la dependencia y para solicitar apoyo de manera oportuna en el tratamiento de sus problemáticas adictivas, independientemente del estrato social o cultural de quienes necesitan estos servicios.

Actualmente las políticas sociales en el tratamiento de las adicciones en nuestro país se limitan a las actividades terapéuticas brindadas por instituciones y organismos gubernamentales destinados a este fin, haciendo énfasis en la accesibilidad de estos programas al público general y amortizando sus costos de acuerdo con el poder adquisitivo de los pacientes. Sin embargo, es necesario que como parte del tratamiento y la rehabilitación de los pacientes se ahonde en estrategias públicas para reducir el impacto de los factores ambientales que estimulan el acercamiento, el consumo y la recurrencia hacia las drogas durante la etapa de desintoxicación, rehabilitación e inserción social de los pacientes con trastornos adictivos. La estrategia de mantener una postura enérgica en contra de la legalización de las drogas se fundamenta en que de acuerdo con la perspectiva de algunos expertos, nuestro país no puede ser comparado con las naciones primermundistas que han legalizado su consumo, debido a que la inmadurez de nuestra sociedad es, por sí misma, un factor de riesgo para disparar su consumo, el abuso y la dependencia de ellas. 
Como ejemplo y en el caso específico de la cannabis, se ha demostrado mediante estudios científicos y epidemiológicos que esta sustancia constituye la droga, si no más adictiva, si la de mayor consumo, debido no sólo a que es la de mayor circulación, sino a su bajo costo y a la creencia popular de que es inocua, y que sus efectos lejos de ser nocivos podrían ser considerados terapéuticos, a pesar de que en la literatura médica los efectos patógenos de la mariguana están bien descritos y a que éstos se han incrementado debido al aumento en la concentración de sus elementos activos más de 10 veces en medio siglo.

Este debate acerca de la legalización de las drogas podría tomarse también como un espacio para que ante una población en riesgo, en la que la incidencia y la prevalencia de la drogadicción es cada vez mayor y en la que la edad de inicio es cada vez menor, sea minimizado el aspecto nocivo y patogénico de éstas, tomándose como una invitación a consumir sustancias psicoactivas fuertes con efectos secundarios graves, como si se tratara de una droga más socialmente aceptada, como es el caso de la cafeína, el tabaco y el alcohol.

Diversas asociaciones e instituciones a nivel nacional e internacional se han planteado esta necesidad y en consecuencia se han realizado numerosas investigaciones, publicaciones y reuniones internacionales, para compartir las experiencias que en materia de atención de las adicciones se han generado alrededor del mundo y, con base en ellas, diseñar estrategias de acción que se adapten a las distintas realidades tanto económicas como políticas y socioculturales de cada nación. Entre estas estrategias de acción se encuentran las políticas públicas.

Ejemplo de ello es el próximo 15.° Congreso Internacional “Políticas públicas para la atención de Adicciones”, organizado por Centros de Integración Juvenil, que se realizará del 4 al 6 de diciembre próximos en Cancún, Quintana Roo. Ahí se reunirán los más destacados especialistas en adicciones, nacionales y extranjeros. En un afán por promover el enriquecimiento del saber y el actuar en la prevención, el tratamiento, la rehabilitación y la inserción social de los pacientes con trastornos adictivos.

Dr. Raúl Jacinto Castillo
Dirección de Tratamiento y Rehabilitación

Bibliografía
1. http://www.adicciones.es/files/05-08%20editorial%20villalbi.pdf
2. http://www.iapa.df.gob.mx/work/sites/iapad/resources/PDFContent/1593/No_7.pdf
3. http://www.adicciones.org/sociedad/politica.html
4. http://www.aldf.gob.mx/comsoc-piden-combatir-adicciones-con-politicas-publicas--13951.html
5. http://www.conadic.salud.gob.mx/pdfs/discurso_cano.pdf
6. http://www.unad.org/actualidad/noticias/archivo/55980.html
7. http://www.uai.edu.ar/congreso-de-uso-y-abuso-de-drogas/material/Ponencia%20Est%20Roberto%20Moro.pdf
8. http://www.intramed.net/eventover.asp?contenidoID=67913
9. http://www.unla.mx/iusunla18/reflexion/QUE%20ES%20UNA%20POLITICA%20PUBLICA%20web.htm
10. http://digital.inacipe.gob.mx/post/17487004336/ventajas-y-desventajas-de-la-legalizacion-de-las-drogas
11. http://nssoaxaca.com/ciudad/24-general/66111--presentan-libro-evidencias-en-contra-de-la-legalizacion-de-la-marihuana
12. http://www.cij.gob.mx/PresentacionesdeLibros/pdf/PresentacionMariguanaCFC.pdf
13. http://www.intranet.cij.gob.mx/Archivos/Pdf/ApoyoySeguiTec/PresentacionMariguanaCamaradeDip.pdf
14. http://salud.univision.com/es/adicciones/s%C3%AD-o-no-a-la-marihuana-en-m%C3%A9xico
15. http://ciencia.unam.mx/leer/167/Las_dos_caras_de_la_mariguana_efectos_adversos_y_medicinales
16. http://www.fundacionunam.org.mx/blog/de_la_unam/mariguana-efectos-nocivos-y-beneficos.html
17. http://www.monografias.com/trabajos89/legalizacion-marihuana/legalizacion-marihuana.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario