3 de diciembre de 2013

Migración y derechos humanos

En el año 2000, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 18 de diciembre como Día Internacional del Migrante, con el objetivo de difundir información sobre los derechos y las libertades fundamentales de esta población y compartir alternativas que pueden ponerse en práctica para protegerla.

Mucha gente se mueve entre localidades, estados e incluso a otro país buscando mejorar sus oportunidades laborales, a la espera de que sus condiciones de vida se vean favorecidas pese a lo que implica todo el proceso de migración, es decir, la separación de la familia (en la mayoría de los casos), los riesgos del trayecto, la posibilidad de ser deportado al no contar con la documentación necesaria, la discriminación y los abusos. A pesar de esto, gran cantidad de personas se mueven entre México y Estados Unidos.

Durante el primer trimestre de 2012, la cantidad de mexicanos que vivían en Estados Unidos fue de 11.9 millones, aunque si se considera a los descendientes de los inmigrantes (21.8 millones), la cifra supera los 33.7 millones de personas (Observatorio de Migración Internacional, 2013). En la actualidad, los mexicanos son la primera minoría inmigrante en 28 de los 50 estados de la Unión Americana (CONAPO, 2012). Al llegar a su destino “son vistos distinto” o ignorados; la discriminación y el maltrato hacia este grupo constituyen un problema común, ya que la migración se percibe a menudo como una situación “invasiva”. 

En los últimos años ha habido gran interés sobre este tema; ya sea por cuestiones políticas, sociales o económicas, las instituciones educativas, instancias gubernamentales y Organizaciones no Gubernamentales han dado lugar a un gran número de reuniones de diversa índole para reflexionar sobre las causas y los efectos del fenómeno migratorio. 

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 10 de diciembre como Día de los Derechos Humanos. Uno de los temas que más se aborda es la violación de derechos en la población migrante, principalmente indocumentados.

La protección de estos derechos requiere la adopción de diversas medidas y su ejecución precisa por parte de autoridades locales y federales, tanto de México como a nivel internacional.

Defender los derechos humanos permite luchar contra ciertos efectos de los esquemas de desigualdad social. Por esa razón, “los grupos sociales más afectados en el pleno ejercicio de sus derechos son aquellos cuya vulnerabilidad es mayor precisamente por sus posiciones más desventajosas en la escala social o bien porque sufren algún tipo de discriminación por razones de orden político, ideológico o étnico”, como los migrantes (Castillo, s/f).

En México, hay diversas instancias que brindan apoyo y asesoría a esta población durante su trayecto o estadía en el destino. 

Centros de Integración Juvenil cuenta con el programa “Nuestras Fortalezas”, cuyo objetivo es reconocer y fomentar las habilidades que tienen la persona, la familia y la comunidad migrante para afrontar de manera exitosa los riesgos psicosociales cotidianos, tales como el malestar emocional, la violencia, el consumo de alcohol y otras drogas.

El Instituto Nacional de Migración dispone del “Programa Paisano”, cuyo objetivo es asegurar un trato digno y apegado a la ley para los mexicanos que ingresan, transitan o salen de nuestro país.

La Coordinación de la Sociedad de la Información y el Conocimiento de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el Instituto Nacional de las Mujeres, el Instituto Nacional de Migración y la Universidad de Colima desarrollaron el proyecto “Mujeres Migrantes”. Su finalidad es fortalecer capacidades en torno a la igualdad de género, inclusión digital y algunos problemas implicados en el proceso migratorio, a fin de generar la reflexión y las acciones en pro de las mujeres migrantes y sus familias.

También existen los Grupos Beta, que se crearon a partir de la preocupación por el bienestar y la integridad de los migrantes; están entrenados en técnicas de orientación y búsqueda, rescate terrestre y acuático, primeros auxilios, conocimiento básico de derechos humanos, asistencia social y sistemas de comunicación. 

Asimismo, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos cuenta con programas de atención y quejas en caso de que los derechos de una persona hayan sido violados.

Conoce los programas y acciones. Súmate a la protección de los derechos. Visita:



Lic. José Alesandro Álvarez Lemus
Departamento de Modelos y Tecnologías Preventivas

No hay comentarios:

Publicar un comentario