4 de noviembre de 2013

Reflexiones acerca del consumo de drogas en mujeres

Uno de los principales retos que enfrentan las instancias de salud y la sociedad misma es el significativo aumento del consumo de tabaco, alcohol y otras drogas, cada vez a edades más tempranas (adolescentes y jóvenes). El problema es cada vez mayor y más complejo, por la gran variedad de factores de riesgo de tipo biológico (funcionamiento del sistema nervioso central), psicológico (baja tolerancia a la frustración, baja percepción de riesgo, impulsividad) y social (culturales, legales y económicos), por mencionar algunos.

Actualmente es una señal de alarma el aumento paulatino del consumo de drogas por parte del género femenino, como lo señala la Encuesta Nacional de Adicciones 2008 y 2011.

Por otro lado, el Sistema de Reporte de Información en Drogas (SRID) indica un aumento en el número de mujeres usuarias, así como modificaciones en el perfil de consumo y problemas asociados. Entre noviembre 2001 y noviembre 2010 se atendió a 2,236 mujeres en la Ciudad de México. Como parte de las características sociodemográficas se encontró que la mayoría de estas mujeres tiene entre 15 y 19 años de edad (37.5%), son solteras (73.1 %), pertenecen al nivel socioeconómico medio (61.7%) y son estudiantes (42.0 %).

La mayoría de las mujeres entrevistadas reporta haber probado alguna vez en la vida principalmente mariguana (53.4%), inhalables (49.2%) y cocaína (47.3%). Iniciaron su consumo entre los 15 y los 19 años de edad; en el caso de mujeres menores de 11 años se presenta en su mayoría una preferencia por el consumo de inhalables, considerados también la principal droga de inicio (28.6%), seguida por la marihuana con (27.5%) y la cocaína (26.3%).

Con respecto a la opinión que expresan las mujeres que fueron entrevistadas acerca de los problemas familiares más significativos para ellas antes de iniciar el consumo de sustancias se encuentran: los familiares, los sociales y los psicológicos. Es importante resaltar que ninguna de las áreas antes mencionadas se encuentran aisladas, por el contrario, forman parte de un compleja relación entre sí. Por lo tanto, la categoría género es un elemento que las trastoca a todas ellas.

A manera de reflexión, no podemos hablar de una naturaleza de consumo de sustancias generalizada en las mujeres; sin embargo, es una realidad que los estigmas de los géneros provocan, entre otras cosas, que las usuarias no se atrevan a pedir ayuda o asistir a solicitar tratamiento en comparación con el género masculino. De esta forma el consumo de sustancias se vive como un mecanismo social que las estigmatiza y margina mediante el rechazo.

Por lo tanto es importante que se conozcan las particularidades y características de cada mujer que acuda a solicitar tratamiento, a fin de diseñar un plan de intervención, integral, sensible, personalizado y útil para ellas.

Teniendo presente estas reflexiones cabe tener en cuenta las siguientes preguntas: ¿Desde dónde se piensa una mujer? ¿Qué particularidades tiene la mujer que solicita atención? ¿Cuál es el contexto en el cual se encuentra inmersa esa mujer? ¿Cuál es la vivencia de su género? ¿Cómo vive los roles y las funciones atribuidas a su género? ¿Cómo se relacionan sus vivencias con el consumo de sustancias? Con la finalidad de que impacte en dos vías, una está dirigida hacia el profesional de la salud desde la propia vivencia que tiene de su propio cuerpo y su manera de incorporar el género, y la otra, las construcciones que hace de esto para posicionarse ante los otros. La necesidad de trabajar estas cuestiones se debe al riesgo que se corre (frente al paciente, equipo de trabajo, a la hora de elaborar proyectos o trabajar con grupos, entre otros) de seguir perpetuando estereotipos, estigmas y relaciones violentas entre los géneros.
Psic. Virginia Ortiz González
Dirección de Tratamiento y Rehabilitación
Referencias:
Ortiz A., Martínez R., Meza D. (2011) Grupo Interinstitucional para el desarrollo del Sistema de Reporte de Información en Drogas. Resultados de la Aplicación de la Cédula “Informe Individual sobre Consumo de Drogas”. Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz.
Secretaría de Salud, Consejo Nacional contra las Adicciones, Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, Instituto Nacional de Salud Pública (2008) Encuesta Nacional de Adicciones 2008. Tabaco, alcohol y otras drogas. Resumen Ejecutivo. Subdirección de comunicación científica y publicaciones del Instituto de Nacional de Salud Pública.

No hay comentarios:

Publicar un comentario