19 de septiembre de 2013

Suicidio y consumo de drogas

Diversas investigaciones dan cuenta de una posible relación entre el consumo de drogas y la manifestación de tendencias suicidas. Es así que la mayoría de los estudios nacionales e internacionales indica que la conducta suicida (que incluye desde la ideación hasta el suicidio consumado) se presenta entre 19 y 45% de los sujetos con trastornos por consumo de sustancias. Asimismo, parece que padecer ambos trastornos puede llevar a los pacientes a un estado de escaso cuidado de la vida, caracterizado por indiferencia y desesperanza.

Entre los factores de riesgo para la conducta suicida, el que ha recibido más atención en los estudios epidemiológicos es la presencia de trastornos mentales clínicos, ya que se ha observado que de 90 a 98% de las personas que intentan suicidarse padecen algún trastorno de esta naturaleza, destacando el trastorno depresivo mayor y el trastorno por consumo de sustancias.

Pareciera entonces que los sujetos con conducta suicida refieren más síntomas depresivos y comorbilidad psiquiátrica que la población general, la cual también presenta esta conducta.

En este sentido, en la población general encontramos que la prevalencia de ideación suicida es de 3% aproximadamente y la de planeación suicida e intentos suicidas de 1 y 0.5%, respectivamente. Destaca el hecho de que este último está más presente entre adolescentes y adultos jóvenes consumidores de sustancias.

Se ha encontrado que los usuarios de drogas son entre 8 y 14 veces más propensos a cometer un intento suicida en comparación con las personas no consumidoras. También se ha asociado a la conducta suicida con el consumo de alcohol, cannabis, sedantes, estimulantes y opioides; sin embargo, debe señalarse que no es el tipo de sustancias consumidas sino el número de ellas lo que incrementa el riesgo de suicidio.

Asimismo, es importante mencionar que un porcentaje importante de personas con ideación suicida no llegará a consumar el suicido; por lo tanto, el que exista una clara asociación entre consumo de drogas y conductas e ideación suicida no necesariamente debe interpretarse como una asociación con el suicidio consumado.
Subdirección de Investigación

Fuentes: 
Borges G, Walters E, Kessler R. (2000) Associations of substance use, abuse, and dependence with subsequent suicidal behavior. Am J Epidemiol 2000; 151:781-789.
Dinwiddie, S., Reich, T., Cloninger, C. R. (1992). Psychiatric comorbidity and suicidality among intravenous drug users. Journal of Clinical Psychiatry 53:364–369 Citado en Havens, Sherman, Sapun & Strathdee. (2006) Substance Use & Misuse, 41:245–254 (online) 
Harris, E. C., Barraclough, B. (1997). Suicide as an outcome for mental disorders. A meta-analysis. British Journal of Psychiatry 170:205–228. Citado en  Havens, Sherman, Sapun & Strathdee. (2006) Substance Use & Misuse, 41:245–254 (online) 
Havens, Sherman, Sapun & Strathdee. (2006) Substance Use & Misuse, 41:245–254 (online) 
Ocampo R, Bojórquez I, Cortés M (2009) Consumo de sustancias y suicidios en México: resultados del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de las Adicciones, 1994-2006. Salud Pública de México. 2009; 51:306-313.
Reith and Edmonds (2007) Assessing the Role of Drugs in Suicidal Ideation and Suicidality. CNS Drugs 2007; 21 (6): 463-472 

No hay comentarios:

Publicar un comentario