3 de julio de 2013

Tiempo libre y consumo de sustancias.

El tiempo libre es el espacio que se dedica a actividades que no son trabajo ni tareas domésticas; sirve para relacionarse con otras personas, cambiar opiniones y compartir sentimientos que satisfacen y ayudan al desarrollo personal y social del individuo. En el caso específico de los adolescentes su tiempo libre, que es comúnmente durante los fines de semana, es de suma importancia, ya que es el tiempo que dedican a reforzar su sentido de pertenencia con el grupo de pares. Se denomina ocio al tiempo libre que se dedica a actividades que no son ni trabajo ni tareas domésticas esenciales, y dichas actividades pueden ser recreativas.

Actualmente una de las características del consumo de sustancias en la población juvenil es su concentración en el tiempo de ocio, un uso recreativo de fin de semana como una manera de obtener placer que relativiza los riesgos y exalta sus “ventajas”; tiene una estrecha relación con la búsqueda del placer y la supresión del dolor o malestar de la vida. El consumo de alcohol, tabaco y otras drogas está socialmente aceptado, lo que incrementa la accesibilidad a dichas sustancias a edades cada vez menores.

El empleo del tiempo libre está íntimamente ligado con el consumo de drogas. Una persona sin intereses en los cuales invertir su tiempo de ocio, que pasa el tiempo sin hacer nada, tendrá más probabilidades de iniciar el consumo de drogas; por consiguiente, será más fácil que esa sea la única forma de relacionarse con los demás y usará los espacios de convivencia para consumir.

La adolescencia ha sido considerada una etapa difícil en el desarrollo de la persona, un momento de transición, de búsqueda de identidad personal en la que se deja de ser niño o niña y no se es todavía adulto; se caracteriza por inconformismo, rechazo a muchas de las normas y los valores de la gente adulta, una etapa de constantes retos en la que rápidamente se incorporan valores y hábitos de conducta y en la que se tienen que afrontar nuevas situaciones y responsabilidades. Hay ciertos conflictos que los adolescentes mantienen con el entorno social, así como ciertas necesidades personales. 

El consumo de sustancias se utiliza como una forma de evasión: el fin de semana es el tiempo del verdadero ocio, de contraposición al resto de las tareas que se realizan con carácter obligatorio (estudiar, trabajar) y es vivido como un espacio de liberación del control que ejerce la familia o la escuela, en el cual el consumo de alcohol contribuye a evadirse de las responsabilidades y obligaciones cotidianas. El consumo actúa como un elemento de integración grupal, algunos adolescentes beben porque lo hacen los demás miembros del grupo. El consumo de alcohol en las noches de los fines de semana, rodeados de otros jóvenes, facilita el distanciamiento del mundo de los adultos, los jóvenes necesitan de espacios propios de encuentro con otros jóvenes (Achirica, Moreno, Moreno y Sánchez, 2002).

Hoy en día es necesario, más que castigar y asustar a la juventud cuando se habla de drogas, brindar información sobre los riesgos que éstas conllevan, sugerencias necesarias para detectar y evitar efectos adversos cuando se conocen personas que las consumen, y lo más importante; que tengan un lugar seguro a dónde dirigirse para una atención profesional y personalizada a fin de prevenir y tratar las adicciones (Tirado, 2013).

En Centros de Integración Juvenil ofrecemos una atención integral para quien consume mediante un programa que le ayude a recuperar su salud y la abstinencia viene como resultado de su replanteamiento como persona. Estamos convencidos de que es muy importante facilitar espacios de ocio a los jóvenes en los cuales puedan, junto con otros jóvenes, satisfacer sus necesidades sin tener que recurrir al consumo de drogas o de realizar conductas poco saludables. La prioridad es la calidad de vida y el bienestar del individuo y la comunidad. 
¿Y tú a qué dedicas tu tiempo libre?

Llámanos a CIJ Contigo, Atención en Línea, al 01 (55) 52 12 12 12 en la Ciudad de México o al 01 (33) 38 36 34 63 en Guadalajara. Escríbenos a cij@cij.gob.mx. Platica con nosotros en cijcontigo@hotmail.com, en Facebook http://facebook.com/cij.contigo1 y en nuestro sitio web CIJ Contigo, o acude directamente al CIJ de tu localidad.
Psic. Xóchitl García Sánchez 
Dirección de Tratamiento y Rehabilitación
Subdirección de Consulta Externa
Referencias
Achirica A., Moreno G., Moreno J. y Sánchez L. (2002). La prevención de las drogodependencias en el tiempo de ocio. Madrid: Asociación Deporte y Vida. 

Tirado-Morueta, R.; Aguaded-Gómez, J. I. y Marín-Gutiérrez, I. (2013). Incidencia de los hábitos de ocio y consumo de drogas sobre las medidas de prevención de la drogadicción en universitarios. Educación XX1, 16 (2), 137-160.

No hay comentarios:

Publicar un comentario