12 de diciembre de 2012

10 acciones que marcarán el trabajo de CIJ

Como cierre del Congreso Internacional “Atención de las adicciones en el marco de los derechos humanos”, celebrado del 5 al 7 de diciembre pasados, el doctor Roberto Tapia Conyer, presidente del Patronato Nacional de Centros de Integración Juvenil, enunció las 10 acciones que marcarán el trabajo institucional en el proceso de ser coadyuvantes responsables y catalizadores de una política pública de adicciones en nuestro país.

1. Es imprescindible consolidar una red nacional para la atención del consumo de drogas que permita incrementar la eficiencia, la eficacia y la calidad de la prestación de los servicios en puntos estratégicos del territorio nacional, para cubrir los municipios de más alto riesgo, alcanzar mejores coberturas y lograr un mayor impacto en las acciones de prevención, detección temprana, tratamiento, rehabilitación y reinserción social.

2.  Se debe crear el sistema nacional de tratamiento, accesible e incluyente, para atender a los pacientes con problemas de consumo de drogas y a sus familiares. Debe funcionar con eficiencia y estricto apego a los derechos humanos, abarcando desde las intervenciones mínimas aplicadas a quienes inician el consumo hasta la atención de alto nivel de especialización en unidades de hospitalización para quienes presentan severos trastornos físicos y emocionales.

3.     Es preciso fundamentar el acceso universal al servicio, contando con unidades de consulta externa para personas que presentan trastornos por consumo de sustancias, además de la operación de por lo menos una unidad de hospitalización profesional en cada estado de la república. Hoy tenemos la necesidad de contar con un servicio profesionalizado y sistematizado en cada estado del país, con una red de atención muy clara, referencial y por niveles de atención.

4.   Impulsar programas para reinserción social, sustentados en la red de empresas socialmente responsables, que apoyen a las personas que hayan sufrido un problema de abuso de drogas. No se puede estigmatizar a un joven de 14, 15, 16 o 18 años por el resto de su vida. Es fundamental propiciar que existan canales para la reincorporación de estos jóvenes que en su momento tuvieron un problema severo en su vida.

5.   De manera obligatoria, se deben llevar a cabo intervenciones preventivas y de detección temprana del consumo en escuelas de educación básica. Para contribuir con este objetivo, CIJ seguirá realizando las intervenciones de prevención en escuelas de nivel medio superior y superior, clínicas y hospitales del sector salud, centros laborales, comunitarios, deportivos y culturales, así como en espacios recreativos.

6.  Es fundamental brindar atención especializada dirigida a los grupos de mayor consumo y altamente vulnerables, como son las poblaciones de migrantes y de indígenas y personas en situación carcelaria o en situación de calle.

7.      Hacer que CIJ sea uno de los activos impulsores de la investigación en materia de adicciones. Nos comprometemos a continuar con nuestras líneas de investigación, la epidemiológica, la psicosocial, la clínica y la evaluativa. CIJ tiene una gran masa crítica de información, tiene una gran sensibilidad, está viviendo día a día los problemas en cada una de sus unidades e incluso se puede aprovechar esa información para encontrar tanto una evaluación de su propio desempeño como en investigaciones que apunten a la resolución de los problemas.

8.      Es crucial impulsar el fortalecimiento de recursos humanos especializados en atención preventiva y terapéutica en materia de adicciones. Gracias al gran acervo del material educativo sistematizado constituido en cursos, diplomados y distintos mecanismos que han sido trascendentes en la formación y la capacitación de los recursos humanos en este país, en CIJ se creará el Colegio de Estudios Superiores de Adicciones, el cual le dará esa calidad moral que la institución se ha ganado. Se establecerán alianzas con instituciones académicas y se le dará ese carácter de institución superior que hoy tiene en su gen CIJ, de tal forma que este Colegio estará dedicado a mantener las actividades y la actualización de formación en modalidades presenciales y a distancia, aprovechando la tecnología y la plataforma tecnológica para llegar a cientos y si es posible a miles de profesionales de manera accesible y responsable, es decir, será una organización de educación superior responsable y cuidadosa de la calidad de los materiales que serán desarrollados.

9.      Para materializar todas estas propuestas se requiere el incremento y el aseguramiento del presupuesto para hacer de la prevención una respuesta eficiente ante el aumento de la incidencia de las adicciones, así como la emergencia de problemáticas psicosociales asociadas al consumo del tabaco, alcohol y otras drogas, partiendo siempre de la evidencia científica y de las necesidades del contexto de la región, el género, la edad, la sustancia y el riesgo específico.

10.   Al inicio del congreso se dio la buena noticia de la aprobación de Ley para la prevención y el tratamiento de las adicciones en Quintana Roo. Invito a todos los presidentes de patronatos a que sea un movimiento de CIJ el que en los próximos años se puedan tener estas leyes que le dan certeza jurídica y el marco de derecho en todos los estados. Esa es una gran meta y estoy cierto de que al conocer la dedicación y la pasión que cada uno de ustedes imprime en su trabajo a nivel estatal y local, estaremos coadyuvando con las instancias correspondientes para tener estas leyes.

De esta manera, CIJ ratifica su firme compromiso ante la sociedad de seguir trabajando en todo el país para vivir sin adicciones.

Elena Cuevas Blancas
Jefa del Departamento de Difusión y Ediciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario