25 de junio de 2012

El tiempo libre y el uso de drogas


La recreación y el adecuado uso del tiempo libre, así como la realización de actividades que remiten al descanso, a la diversión y a la consecución de experiencias satisfactorias, constituyen aspectos esenciales del desarrollo integral del ser humano y contribuyen a promover la integración social y a evitar la aparición de conductas como el uso de drogas.

El buen aprovechamiento del tiempo libre estimula, por regla general, afectos positivos, alegría, satisfacción y felicidad, permite incluso la configuración y el despliegue de un proyecto de vida a corto, mediano y largo plazo, articulado con las capacidades creativas y recreativas de los individuos y grupos humanos.

En este sentido, las intervenciones destinadas a mejorar la percepción del bienestar subjetivo y a reducir la incidencia del uso de drogas deben considerar la promoción de habilidades y facilitar una mejor interacción en el ámbito del uso del tiempo libre, de tal manera que la convivencia y las actividades recreativas realmente se constituyan en espacios para el desarrollo y la expresión de afectos positivos y experiencias significativas de gratificación.

Este acento en la promoción del uso adecuado del tiempo libre permite reconocer la conveniencia de desarrollar nuevos enfoques en la prevención del uso de drogas, basados en el fomento de las potencialidades humanas, el reforzamiento de mecanismos de retroalimentación positiva y de la capacidad de disfrute de los vínculos derivados de las actividades creativas, recreativas y lúdicas.

Para profundizar en este tema y otros similares puede consultarse el artículo “Bienestar subjetivo en estudiantes mexicanos usuarios y no usuarios de drogas”, de Alberto Córdova, Solveig Rodríguez y Bruno Diaz, publicado en la Revista Intercontinental de Psicología y Educación, vol.12, núm. 2, de 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario