2 de abril de 2012

Prevención y tratamiento de adicciones con niñas y niños

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) son instancias internacionales que guían y promueven las actividades dirigidas a la protección de los derechos de los niños y niñas en todo el mundo.

En el año, el 7 de abril se destaca como día mundial de la salud y el 30 como día del niño. Sin duda, el énfasis en este sector poblacional es primordial en cualquier país y en diversas materias, tales como la educación, la salud, la alimentación, la asistencia social, etc. ¿Por qué…..?
  • La primera infancia, desde el nacimiento hasta los ocho años de edad (OMS, 2011), es el período de evolución cerebral más intenso de la vida de cualquier persona. Por tanto, es fundamental proporcionar una estimulación y nutrición adecuadas para el desarrollo durante los tres primeros años, ya que en este intervalo, el cerebro es más sensible a las influencias del entorno. La Convención de los derechos del niño, precisa que quienes tienen menos de 18 años de edad son niñas y niños.
  • Es responsabilidad de los adultos: guiar, acompañar y salvaguardar la integridad de los niños y las niñas, aunque también puede dotarse a esta población de una serie de recursos desde edades tempranas, para que sean capaces de cuidarse a sí mismos y cuidarse entre pares. Quiceno (2008) plantea: las diferentes dimensiones de la calidad de vida relacionada con la salud infantil están mediatizadas por el contexto cultural, el desarrollo evolutivo y las diferencias individuales; es decir, la percepción de bienestar objetivo o subjetivo del niño o adolescente sobre su salud mental y física está influida por el entorno al cual pertenece. Sin embargo, la forma en que interpreta su mundo dependerá no sólo de su ambiente sino también de la etapa de desarrollo en que se encuentre y de sus recursos físicos y psicológicos personales.
Con este marco, se plantea la necesidad de enseñar a niños y niñas, desde etapas tempranas del desarrollo, el cuidado de la salud mediante diferentes estrategias que permeen principalmente en el hogar y la escuela, a fin de sumar esfuerzos para evitar, reducir o afrontar eficazmente las situaciones de riesgo: depresión infantil, desnutrición, obesidad, problemas de conducta, estrés, uso de sustancias psicoactivas, violencia, por mencionar algunas.

La participación de la sociedad y los sistemas de salud de primer nivel deben reforzar esta tarea de manera enfática, desde los primeros años escolares y de manera permanente en la vida de las personas, como un derecho y una garantía universal. La detección temprana de riesgos que interfieran con la salud y el desarrollo de niños y niñas es una responsabilidad compartida.

Centros de Integración Juvenil A.C., tiene como población prioritaria a los niños, niñas y adolescentes, además de trabajar de manera integral con los modelos y responsables de protección, crianza y cuidado: madres, padres, profesores y otras figuras estratégicas.


¿Qué servicios ofrece CIJ en prevención y en tratamiento para los niños y niñas?
  • Los servicios preventivos para este sector poblacional se brindan a través de pláticas informativas y talleres psicoeducativos: Orientación Preventiva Infantil (OPI), con intervenciones diferenciadas 6 y 7, 8 y 9 años de edad; Orientación Preventiva para Preadolescentes (OPP) dirigida a personas de 10 a 12 años y Orientación Preventiva para Adolescentes (OPA), 13 a 18 años de edad. La finalidad es reforzar habilidades para la vida, en especial el autocuidado y estilos de vida saludables que eviten el consumo de alcohol, tabaco y otras drogas o retrasen el inicio. También, se dispone de talleres para atender a grupos expuestos a riesgos específicos, como por ejemplo: bajo rendimiento escolar, uso experimental de tabaco en adolescentes, trastorno por déficit de atención, acoso escolar, etc.


En los servicios de tratamiento en CIJ, se brinda intervención temprana a niños, niñas y adolescentes que han tenido contacto o consumo ocasional de tabaco, bebidas alcohólicas e inclusive con otras drogas. Es necesaria la asistencia de los padres, madres de familia, tutores o en su caso el representante legal para dar consentimiento informado y para que participen en las actividades terapéuticas diseñadas ex profeso. El propósito es atender con mayor prontitud, de tal forma que se trabaja en grupos abiertos.

Es necesario que todos participemos en la promoción del autocuidado desde etapas de vida tempranas, quizás el hermano, la prima, el nieto, la hija y todas aquellas personas menores de 18 años que necesitan una guía y ejemplo para incorporar prácticas de salud y prevención de situaciones de riesgo ante el uso de drogas:


Tú ¿con quién iniciarías primero?....


Lic. María del Pilar Reyes Munguía
Departamento de Modelos y Tecnologías Preventivas
de la Dirección de Prevención

1 comentario:

  1. Hola! Muy interesante lo que plantea. Sin lugar a dudas la prevencion debe comenzar desde los niños ya que son la poblacion mas vulnerable. Es muy interesante conocer la manera en como eligen diseñar las dinamicas.

    ResponderEliminar