4 de abril de 2011

Prevención de adicciones con niñas, niños y adolescentes.

La población infantil se considera prioritaria en la intervención preventiva del programa “Para vivir sin adicciones” de Centros de Integración Juvenil, A.C.; dada la disminución en la edad de inicio que ha registrado el consumo de tabaco, alcohol y otras drogas en las últimas mediciones.


Un ejemplo de esto, es la reducción en la edad de inicio en el consumo de tabaco que pasó de 15-17 años en 2002 a 13.7 en 2008; (SSA, CONADIC, INP 2002, 2008); así como el aumento en el consumo de tabaco en mujeres adolescentes, que en 2008 registró la proporción de una mujer de 12 a 17 años por cada 1.9 mayores de 18 años, notablemente mayor que en los varones, ya que se registra un adolescente por cada 5 mayores de 18 años.

En cuanto al consumo de drogas ilegales, la situación no es menos alarmante, ya que en el caso de las mujeres se duplicó del 1% en 2002, al 1.9% en 2008 (ENA 2002, 2008). Mención aparte merece el incremento en el consumo de inhalables en el Distrito Federal que para 2006 se ubicaba en 4.6% para el rango de edad de 14 años o menos, y 5.3% de 15 a 18 años, mientras que para 2009 se registró en 6.6% y en 10% en personas de 15 años o más (Villatoro, et al.; 2006 y 2009).

Ante este escenario de franco decremento de la edad en que las personas comienzan a usar drogas resulta pertinente recordar que, a partir de la declaración de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, se dispone de una herramienta que favorece el cumplimiento de dichas disposiciones: la Convención de 1989, que tiene carácter de ley internacional por lo cual los estados firmantes deberán asegurar su aplicación y las medidas adecuadas para la protección de los derechos civiles, políticos, sociales, económicos, culturales y sociales de la infancia.

Esta Convención cuenta con 54 artículos, distribuidos en tres partes:

1) Derechos individuales del niño, como el derecho a la vida, la libertad, la salud, la educación, entre muchos otros.

2) Derechos del niño con relación a los demás, como libertad de expresión, de pensamiento, de participación, etc.

3) Referentes a la familia, teniendo en cuenta que son los padres o tutores quienes garantizarán el cumplimiento del goce de sus derechos.

De los artículos más sobresalientes se encuentra el 33 de la Parte I que señala: “Los Estados Partes adoptarán todas las medidas apropiadas, incluidas medidas legislativas, administrativas, sociales y educacionales, para proteger a los niños contra el uso ilícito de los estupefacientes y sustancias psicotrópicas enumeradas en los tratados internacionales pertinentes, y para impedir que se utilice a niños en la producción y el tráfico ilícitos de esas sustancias”.

De lo anterior, se deriva la importancia de realizar acciones preventivas con la infancia, dirigidas al autocuidado como una variable que antecede y constituye un escudo de protección frente a las adversidades cotidianas, desde edades tempranas.

Así, en Centros de Integración Juvenil se brinda atención específica a este sector poblacional, desarrollando una serie de estrategias que fomentan el respeto a los derechos de la infancia de manera transversal (foros infantiles de información, Orientación Preventiva Infantil, cursos de verano, brigadas antidrogas, etc.), con el objetivo de identificar oportunamente situaciones de riesgo para las niñas y los niños, reforzar habilidades específicas y recursos sociales para el autocuidado, además de promover valores como la cooperación y la responsabilidad.

Cada día la evidencia científica y reconocidos especialistas, destacan la conveniencia de integrar a los menores de edad en actividades que promuevan su participación ciudadana, además de involucrarlos en acciones colaborativas con su entorno familiar, escolar y comunitario, brindándoles espacios para la libre expresión de sus ideas y emociones y reconociéndolos como sujetos de derecho, valiosos, únicos y merecedores de atención y respeto.

La prevención dirigida a las niñas y los niños constituye una línea de acción prioritaria para aprovechar la etapa de vida en la que se encuentran; facilita la adopción de actitudes, valores, hábitos y conductas dirigidos a la valoración personal y el cuidado de la salud; además de gestar desde la infancia una cultura que apoye su desarrollo integral.

8 comentarios:

  1. Gabriela Molina (Diplomado UAEM)20 de abril de 2011, 23:02

    Me parece muy interesante toda la propuesta de fomentar el autocuidado en los niños, y todo eso de desarrollar foros infantiles, cursos de varano, etc... pero yo no quito el dedo del renglón de que todo empieza en la casa y si en ella no existe comunicaión con los hijos de fomentar el autocuidado, no hay límites, no existe una estructura familiar(mamá,papá e hijos)no hay un figura de autoridad, entonces todo lo demás cómo se puede enseñar afuera y crear de verdad consciencia en los niños para evitar el consumo a temprana edad? Por otro lado la los artículkos de la convención de 1989, suenan maravillosos, y cómo hacerle si muchos adictos salen de hogares en dondo hubo úno o varios, la salud, la libertad de expresión, la educación y demás ni siquiera existen, son hogares disfuncionales en donde cada uno ve por su beneficio, trata de sobrevivir a ese ambiente y no se preocupan por lo demás... entonces pienso que no es una tarea fácil, y espeo que no sea imposible, por que es realmente preocupante ver que la juventud está pérdida.

    ResponderEliminar
  2. Estimada Gabriela, tiene una opinión muy interesante, a partir de la importancia que ubica en la familia, usted realiza un señalamiento crítico sobre las dificultades que implica realizar la promoción de estilos de vida saludables en familias disfuncionales o que no presentan las características deseables para el desarrollo óptimo de los niños y adolescentes.

    El trabajo con padres de familia es fundamental para que los hijos crezcan con valores y fortalecidos para afrontar los riesgos de iniciar un consumo temprano de sustancias adictivas, puedes, revisar un ejemplo de ello en el libro Como proteger a tus hijos contra las drogas, si te comunicas a nuestro correo cijcontigo@cij.gob.mx podemos ver el modo de hacerlo llegar a sus manos.

    Una premisa básica en la atención de las adicciones descansa en la convicción de pensar que es un proceso factible, que se pueden sistematizar y reproducir las experiencias de éxito, que además existe la oportunidad de evaluar y realizar investigación que presente evidencias sobre los resultados de las acciones tendientes a evitar el consumo de drogas, a disminuir sus riesgos y daños a la salud y en última instancia al cese del consumo de sustancias psicoactivas.

    En este sentido, CIJ contempla la necesidad de realizar un abordaje integral de las adicciones, trabajando en diversos ámbitos de atención, con diversos grupos y tratando de adecuar sus programas a las necesidades de la gente, en modalidades universales, selectivas, indicadas, de detección temprana y canalización oportuna, así como el tratamiento de las personas que ya establecieron patrones nocivos de consumo de sustancias psicoactivas. En este sentido el reto para los que trabajamos en el área de adicciones está en sumar esfuerzos y en la promoción de programas basados en evidencia científica.

    ResponderEliminar
  3. Considero que los talleres para padres son de gran utilidad para los padres de familia y maestros de primaria y secundaria; para crear un ambiente de seguridad, confianza y mantener los valores y responsabilidades propios del ser humano y de ésta sociedad, facilitando la expresión libre y responsable de los niños y adolecentes que considero son la base de una futura sociedad.
    Métodos:
    En pequeños grupos se les dará la información preventiva y oportuna esperando que a menor cantidad de alumnos mayor atención personalizada.
    Padres de Familia:
    Los talleres para padres de familia deberán enfocarse en la toma de conciencia de las responsabilidades que tienen de dar y proveer amor, protección comprensión, atención y limites a los hijos para un sano desarrollo.
    JESÚS FUENTES GOMEZ
    Diplomado de UAEM

    ResponderEliminar
  4. Yo traté con niñas adolescentes entre 13 y 19 años en las que su historia de vida hubo abandono por parte de los padres abuso sexual maltrato fisico y psicológico y el medio social en que vivian las llevó a consumir alcohol y drogas su vida era la calle y su banda de amigos sus familiares no sabían nada de prevención de drogas ni conocen este blog. Tristemente siguen consumiendo a pesar de haber sido internadas algunas de ellas. Por lo cual yo considero que es sumamente importante q los padres de niños y adolescentes se informen y recurran a terapeutas en adicciones que esten muy bien capacitados y que este blog cij se difunda para tener una mejor guía y sepan que hacer si sus hijos están en problemas de adicción puesto que les es fácil conectary así obtener drogas como alcohol, inhalantes, y mariguana sobretodo. Los padres y fam. son los primeros que deben de tener esta información en caso de detectar esta situación. Si yo se de algun caso así daré esta información de cij y tambien para que los padres tengan una información preventiva y de esta forma sepan que hacer y como prevenir una drogadiccióny modifiquen condiciones del entorno sociocultural. Lo primero y lo mas importante es la prevención. Maricarmen Barroso V. Diplomado UAEM

    ResponderEliminar
  5. Anónimo, me parecen acertadas tus observaciones en cuanto a las acciones preventivas que se deben de llevar a cabo con toda la población y en especial con padres de familia, podemos observar como el fenomeno del consumo de sustancias es algo que crece día a día, de ahí la importacia de redoblar esfuerzos tanto en prevención como en tratamiento y rehabilitación, labor que CIJ lleva realizando por más de cuatro décadas, la cual ha sido apoya durante todo este tiempo por personas como tú promueven nuestros espacios de atención y la labor que realizamos, colaborando conjuntamente vamos generando un efecto en cascada que cada vez llegue a un número mayor de personas tanto para prevenir en la población sana, como para atender a las personas cuyas vidas han sido afectadas por el consumo de sustancias licitas e ilicitas, gracias por esa colaboración tan valiosa y necesaria.

    ResponderEliminar
  6. me vale un coño q los niños se drogen q se droguen chido djenlos putoss

    ResponderEliminar
  7. Si te valiera no estarias aqui amigo.

    ResponderEliminar