15 de diciembre de 2010

Campaña preventiva “Si tomas, mídete. No tomes el volante”

En México, los accidentes automovilísticos ocurridos bajo los efectos del alcohol, constituyen la primera causa de muerte y la segunda de discapacidad en jóvenes de 18 a 25 años de edad; mismos que pasan la mitad de su tiempo libre con amigos; los fines de semana asisten a establecimientos recreativos (antros, bares, restaurantes, fiestas). El inicio en el consumo de alcohol ocurre frecuentemente (63%) en situaciones de diversión (fiestas, antros, bares, etc.).

A nivel internacional existen una serie recomendaciones basadas en evidencia científica (OMS, OPS, 2009), para reducir los riesgos y daños asociados a la práctica de beber y conducir automóviles, que se centran en la efectividad de medidas como el alcoholímetro y “el conductor designado”.

En este marco, los Centros de Integración Juvenil, A. C. (CIJ), en coordinación con el Instituto Mexicano de la Juventud (IMJuve), observaron la imperiosa necesidad de contar con una estrategia de amplias coberturas y resultados a corto plazo, para atender los problemas derivados del consumo excesivo de alcohol por parte de los jóvenes en las situaciones de diversión. Se diseñó así la campaña preventiva “Si tomas, mídete. No tomes el volante”.

Esta Campaña está dirigida a jóvenes de 18 a 29 años de edad, que asisten con regularidad a establecimientos recreativos. El objetivo es: sensibilizar a los y las jóvenes sobre los daños asociados al abuso de alcohol y otras drogas en contextos recreativos y contribuir en la adopción de estilos de diversión con menos riesgos.

La estrategia informativa de la campaña implica el empleo sistemático de diversos materiales que han sido debidamente evaluados para apoyar de modo eficiente la difusión y promoción de mensajes preventivos; mismos que se distribuirán dentro y fuera de los establecimientos recreativos: Portavasos, etiquetas para baños (hombres y mujeres), postales, pulseras, spot promocional y reactivo para detección del consumo de alcohol en saliva.

Dicha campaña informativa se apoya en un taller dirigido a la habilitación del personal que labora en dichos establecimientos recreativos (meseros, hostess, valet parking, gerentes y barman), en el manejo de los materiales que incluye la campaña, así como en la identificación de riesgos y casos de consumo excesivo de alcohol y su canalización a servicios de prevención y tratamiento en instancias especializadas, particularmente a CIJ.

En coordinación interinstitucional con la Asociación Nacional de la Industria de Discotecas, Bares y Centros de Espectáculos (ANIDICE), la Campaña dio inicio el 22 de noviembre del presente año. En esta primera fase, se está piloteando en antros de la Ciudad de México, Guadalajara, Querétaro y Villa Hermosa. En el 2011 se instrumentará en todos los establecimientos que reúne la ANIDICE en el país, con beneficios compartidos (mejor prestigio de los establecimientos, corresponsabilidad de padres/madres de familia, jóvenes y personal recreativo en la protección de la salud, reducción de conductas violentas y daños a los inmuebles, prevención de problemas legales y de accidentes, entre otros).

Existe evidencia de la disminución de accidentes viales y otros daños relacionados con el consumo perjudicial de alcohol, toda vez que se establecen medidas precautorias que desalientan está práctica. Por ejemplo, los puntos de control para medir el nivel de alcohol en la sangre (CAS), han disminuido en 20% las muertes por accidentes viales ocurridas entre el 2008 y 2009, y 40% los fallecimientos en el Distrito Federal en los últimos seis años (SSA, 2010). En este sentido, la campaña pretende incidir directamente en las decisiones de los jóvenes con respecto a la cantidad y periodicidad de copas a beber, a fin de reducir la probabilidad de accidentes automovilísticos, con lo cual se preserva la vida, la salud y la sana convivencia.







No hay comentarios:

Publicar un comentario