9 de noviembre de 2010

Factores protectores de la depresión y el consumo de drogas

Basado en una aproximación clínica de la teoría de la motivación de Maslow, la cual postula que: 1) las necesidades deficitarias tienen una base instintiva, 2) ante la deficiencia de satisfacción de necesidades existe una tendencia a orientar la percepción hacia su satisfacción, 3) las relaciones con el medio constituyen una fuente de satisfacción de las necesidades deficitarias, 4) la privación prolongada de satisfacción de estas necesidades conduce a la aparición de trastornos mentales (postulado de psicopatogénesis), 5) hay una mayor relevancia clínica en la deficiencia de satisfacción de las necesidades cercanas a la base de la pirámide (salud y seguridad), 6) en la base de algunos trastornos se encuentra el temor a satisfacer las necesidades de estima (poder, dominio, éxito, etc.), lo que se denomina Complejo de Jonás y 7) la satisfacción de necesidades se asocia con un conjunto de sensaciones de disfrute. Así, el estudio muestra una relación entre un conjunto de variables psicosociales protectoras y algunos trastornos afectivos como la depresión, la atracción por las drogas y la severidad en el consumo, esta relación estaría mediada por el grado de satisfacción de necesidades deficitarias como la salud, la seguridad o la autoestima, así como de las sensaciones de disfrute.
Para ello, se realizó un estudio con 241 adultos jóvenes urbanos, consumidores actuales de drogas ilícitas con edades entre 18 y 35 años a quienes se les aplicó una batería de instrumentos que incluía: Una escala de Severidad del Consumo de Drogas, el Inventario de Depresión de Beck, una escala multifactorial del Grado de Satisfacción de Necesidades Deficitarias, una escala multifactorial de riesgo y protección del consumo de drogas y trastornos relacionados y finalmente, una escala multifactorial relacionada con la atracción por las drogas legales e ilegales.

De ahí se encontró que la capacidad individual de satisfacción predice en cierta medida las relaciones satisfactorias con la familia y con los amigos. En el primer modelo explicativo se consideró el grado de satisfacción de las necesidades de salud y seguridad, el grado de satisfacción de las necesidades de estima y el grado de satisfacción de las necesidades de disfrute, mientras que el segundo modelo sólo incluyó a las dos primeras variables manifiestas.

Ambos modelos incorporan a la depresión, así como a la severidad del consumo de drogas. El primer modelo que incluye, entre otras, la satisfacción de las necesidades de estima, permitió verificar la influencia del «Complejo de Jonás», el cual se relaciona con el temor al reconocimiento y al éxito. A su vez, el segundo modelo incorpora como una variable mediadora a la atracción por las drogas, así como la importancia de resarcir las necesidades más básicas, es decir las fisiológicas y de seguridad y su disfrute asociado, antes que proponerse incrementar la satisfacción de necesidades deficitarias de niveles más elevados.

De esta manera, los dos modelos aportan validez conceptual a la vertiente clínica de la teoría de Maslow, pues se verificó que la insatisfacción en las necesidades deficitarias se relaciona con el surgimiento de psicopatogénesis, es decir, de trastornos como la depresión, con el gusto por las drogas y con la severidad del consumo de alcohol y drogas, lo cual se traduce en la incapacidad de controlar dicho consumo, en un deseo intenso de consumir, en un aumento en las dosis consumidas, en la incapacidad para rechazar la oferta de drogas, cambios en el estado de ánimo, falta de reglas y obligaciones, involucrarse en peleas, padecer síntomas residuales y lesiones.

Asimismo, fue evidente cómo la Capacidad individual de satisfacción se relaciona con la Satisfacción de necesidades deficitarias propiciando la aparición de momentos de alegría, diversión y felicidad, posiblemente asociados con la Activación del Circuito de Recompensa (ACR).

Del mismo modo, la Capacidad Individual de Satisfacción mantiene una relación directa con las relaciones satisfactorias con la familia y con los amigos. Además, ambas influyen positivamente en la satisfacción de las necesidades deficitarias y en las sensaciones de disfrute como la risa, el canto y el baile, que se producen en la interacción social.

Se aprecia también cómo en las aptitudes individuales y en las relaciones con el medio se encuentran fuentes sustantivas para la satisfacción de las necesidades deficitarias.

Finalmente, se destaca cómo la presencia de trastornos del afecto incrementa el desarrollo de la atracción por las drogas, lo cual aumenta la severidad del consumo de sustancias.


García-Aurrecoechea R., Rodríguez-Kuri, SE., Córdova A. (2008). Factores motivacionales protectores de la depresión y el consumo de drogas. Investigación Publicada en Revista Salud Mental 31(6):453-459.

1 comentario:

  1. Muy bien hecho este artículo. Es preciso lo que aqui indican. Hace unos días leí en Findrxonline que La depresión es una enfermedad que afecta la calidad de vida del paciente, y que es importante que reciba un tratamiento adecuado para combatirlo. Existen varios tratamientos muy eficaces para la depresión, algunos de estos son: medicamentos antidepresivos, psicoterapia y terapia electroconvulsiva.
    Aunque lo primero es visitar a tu médico y tener un mejor panorama.

    ResponderEliminar