5 de agosto de 2010

ADICCIONES Y SUICIDIO. NADA GANAS CON PERDER LA VIDA.

¿Cómo puede afectar el consumo de alcohol y otras sustancias psicoactivas a las personas que tienen la idea de terminar con su vida?


La Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP) ha encontrado una gran relación entre el abuso de sustancias y el suicidio, por lo que es muy importante tener la mayor información posible, ya que es un factor determinante para disminuir considerablemente el riesgo suicida.

El alcohol y las sustancias psicoactivas (SPA) aumentan los sentimientos de euforia, el sentirse que son capaces, con mayor capacidad para soportar el dolor, disminuir miedos en situaciones sociales y alteran los estados de ánimo. Estadísticamente se reconoce que un elevado porcentaje de las personas que terminan con sus vidas habían estado consumiendo algún tipo de SPA durante las últimas horas.

Es evidente que varias personas buscan resguardo en estas sustancias para aliviar sus problemas familiares, económicos, etc., aún a sabiendas que ese alivio es temporal. Así, al no tener el alcohol u otra sustancia a la mano, se activa el estado de depresión y la ideación suicida.

¿Cómo se siente una persona que consume drogas y piensa en quitarse la vida al no encontrar opciones a sus problemas?

La persona siente una desesperanza tan grande que le parece insoportable el haber perdido el control de sus acciones y decisiones. La desesperación lleva a la persona a pensar que nada de lo que haga le ayudará a cambiar y que la sustancia se ha vuelto más poderosa que todos sus deseos de terminar con el consumo y siente que no cuenta con nadie, ya que le suenan irreales las frases que escucha, tales como: Déjalo, tú puedes, Sé fuerte, Hazlo por tu familia, por lo que ve a la muerte como la única salida a su dolor y sufrimiento.

Muchas personas lo que piensan en quitarse la vida lo que quieren no es dejar de vivir, sino dejar de sufrir; dejar de sentir que “no son dueños de su vida” y que al menos en este acto tienen cierto control.

La desesperación en la que se encuentran inmersas estas personas no les permite pensar con claridad, se concentran sólo en las partes negativas, lo que les impide mirar las opciones a su alrededor. Esto es un claro indicador del estado depresivo por el que están pasando. El consumo de drogas viene a agravar esta situación, toda vez que las drogas impiden a las personas pensar.

¿Cuáles son las señales de una persona con riesgo suicida?

En principio, es usual que estas personas tengan una confianza disminuida en sí mismos (“Todas las veces que me han ofrecido ayuda los he traicionado”) y que las familias contribuyan en esto (“Nos has decepcionado tantas veces, que ya no te creemos”). Sienten que los recursos se han agotado y que sin importar lo que hagan las cosas empeoraran.

Las personas experimentan una gran tristeza y decepción de sí mismas, impotencia, culpa y negativismo; suelen culparse de todo lo malo que les ha ocurrido, sus interés se ponen a prueba, les causa enojo cosas que antes no le molestaban. En esta estado es usual buscar una sustancias que pueda amortiguar tales sentimientos y emociones, y usualmente recurren a las bebidas alcohólicas, lo cual no hace más que complicar las cosas.

En este momento es cuando emergen esos pensamientos automáticos disfuncionales: Todo estaría mejor sin mí, Lo sentirás cuando esté muerto, Todo lo que toco lo echo a perder, Sirvo mas muerto que vivo, Todo los problemas se van a terminar de un sólo golpe, etc.

¿Qué hacer si se cree que una persona está pensando en el suicidio?

Lo primero es preguntárselo. Hay que tener en cuenta que la persona se encuentra en un momento de aislamiento, con sus pensamientos y sentimientos.

Es usual escuchar que si una persona está decidida a suicidarse nada ni nadie puede impedirlo; esto es totalmente falso, la mayoría de las personas que se suicidan tienen sentimientos mezclados entre el deseo de seguir viviendo de vida y el deseo de no hacerlo.

Hay que descartar la posibilidad de que es sólo un chantaje para engañar una vez más o que aunque lo desea no va a ser capaz, se conoce que una persona que logra terminar con su vida, generalmente hubo entre 2 o 3 intentos anteriores a la vez que si fue realizado. Incluso hay personas que han estado en un alto riesgo de morir y señalan que sólo era “un chantaje”, por lo que se puede inferir que personas que consumaron el suicidio algunas de ellas no estaban pensando “realmente” lograrlo.

De debe evitar minimizar sus problemas por lo que están pasando estas personas, como diciéndole “No pasa nada”, “Olvídate ya de eso”, etc. Hay que tratar de entender lo que sienten.

Tampoco ayuda hacerlos sentir culpables, evite ideas de que con su muerte le hará un daño enorme a su familia.

En la mayoría de las ocasiones existe la desesperanza de que alguna ayuda funcione, si la persona ya ha recibido tratamiento, recuérdale que hay distintos tipos de terapia. A veces hacen falta varios intentos hasta encontrar el tratamiento adecuado para cada persona. El hecho de no encontrar otra opción que no sea el suicidio no significa que no exista. Amigos, familiares y terapeutas pueden ayudarle a encontrarla.

Hay que ayudar a contemplar los beneficios de pedir ayuda a un especialista inmediatamente.

En algunos casos es más fácil conseguir que posponga el suicidio en vez de tratar pedirle que abandone de cuajo esas ideas.

Explique que el consumo de alcohol y/u otras sustancias incrementan las posibilidades de suicidio. La mayoría de las muertes por suicidio son debidas a un impulso repentino. Las drogas y el alcohol contribuyen a que se produzcan dichos impulsos. La persona no tiene la culpa de sentirse así. Si pudiera auto animarse lo haría.

Finalmente, se debe buscar a un especialista en adicciones y/o suicidio, ambos problemas requieren un tratamiento con profesionales de la salud mental.

En CIJ podemos apoyar a las personas con su problema de adicciones.

Escríbenos a cij@cij.gob.mx

Contáctanos en Messenger cijcontigo@hotmail.com

Llámanos a la Línea CIJ Contigo 5212-1212 en el Distrito Federal

1 comentario:

  1. qué puedo hacer si sospecho que un familiar consume drogas y lo veo deprimido???

    ResponderEliminar