3 de junio de 2010

Bullying y adicciones ¿aún crees que es divertido?

Elia va a la secundaria donde no falta quien la moleste por ser la más bajita, tal vez porque les recuerda sus propias e insoportables fragilidades. El bullying cambiará la vida de todos sin saberlo. Elia podría llegar al hospital, donde habrá alguien que pueda apoyarla para superar la experiencia. Los agresores, en cambio, difícilmente pedirán ayuda y podrían vivir violencia, adicciones y conductas delictivas que los llevarían al tutelar o a dañar su vida lentamente…


Historias como ésta, aumentan de manera alarmante en nuestro país ya que actualmente el 5.7% de los estudiantes de secundaria sufren de acoso escolar (Informador, 2010). El bullying es la violencia que ocurre entre compañeros de escuela de manera repetitiva e intencionada, tanto dentro como fuera de las instalaciones educativas (Serrano, 2006).

Se nutre del silencio de los tres actores involucrados: alguien que agrede (individuo o grupo), quien recibe esa agresión y uno o varios testigos. Ninguna de estas personas gana en esta situación, pero quien agrede, es además vulnerable ante otros riesgos psicosociales.

Por ejemplo, la persona que agrede, está siendo a su vez violentada en su familia o entorno cotidiano. Esto le genera una predisposición para las conductas delictivas o adictivas, que son también comportamientos compulsivos que aunque sepa que le dañan, no puede frenar sin apoyo profesional que le permita aprender nuevas formas de convivencia y de vida.

Algunos autores (Rusell et al., 2008) señalan que tener una historia previa de violencia es uno de los factores asociados al inicio del consumo de drogas como los inhalables o las metanfetaminas en los y las jóvenes. Asimismo, de acuerdo con datos del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (2007) y de la Encuesta Nacional de Violencia en las Relaciones de Noviazgo (2007), los alumnos que han consumido alcohol registran mayor grado de violencia; hay menor violencia entre las y los jóvenes que no consumen alcohol ni tabaco.

Por otro lado, tan sólo en el Distrito Federal se registra el 5.6% de deserción escolar en secundarias (Unicef, 2006), siendo la violencia en las aulas una de las cuatro razones más frecuentes para que un adolescente deje la escuela y se exponga a la influencia de bandas juveniles o adicciones.

La violencia es, por tanto, uno de los problemas de salud pública que en nuestra sociedad, demandan intervenciones tempranas e integrales. Es fundamental generar iniciativas y programas que promuevan las relaciones armónicas al interior de las escuelas y formas pacíficas de resolución de conflictos, además de instrumentar acciones oportunas dirigidas tanto a quien agrede, quien es agredido y a los testigos. Centros de Integración Juvenil dispone de actividades de sensibilización, entrenamiento y habilitación en recursos prosociales que fomentan alternativas para mejorar la convivencia, previenen el consumo de tabaco, alcohol y otras drogas, y promueven estilos de vida saludable en la comunidad.

1 comentario:

  1. Me parece muy interesante esta publicacion de este tema que siempre ha existido pero que tiene algunos años que se estudia como un problema de salud publica; Quiero agregar que recordemos que tambien las victimas de Bullying estan sufriendo violencia y generalmente "permiten" que los intimiden porque no se sienten con la confianza de hablarlo con alguien que les oriente en lo que deben de hacer para evitarlo, siendo el reflejo de mala comunicacion en sus familias o violencia intrafamiliar donde muchas veces tambien son victimas, lo que genera prioblemas de salud mental como son Baja autoestima, inseguridad, depresion, suicidio, distimia, trastornos de ansiedad como trastorno de estres postraumatico etc,,, y esto a su vez los pone en riesgo a consumo de sustancias. Es importante implementar programas de prevencion sobre este problema ya que hay estudios que demuestran que al reducir la violencia en la escuela, tambien reduce el inicio del consumo de sustancias entre la poblacion adolescente.

    Les dejo estos link de riesgo de cosnumo de sustancias en victimas de bulliyng y disminucion en prevancia de consumo de drogas cuando se reduce este antecedente.

    1.- Interpersonal victimization, posttraumatic stress disorder, and change in adolescent substance use prevalence over a ten-year period.J Clin Child Adolesc Psychol. 2011 January; 40(1): 136–143. Michael R. McCart,1 Kristyn Zajac,2 Carla Kmett Danielson,2 Martha Strachan,2 Kenneth J. Ruggiero,2,3 Daniel W. Smith,2 Benjamin E. Saunders,2 and Dean G. Kilpatrick2
    Free full text



    2.- Association between physical violence, consumption of alcohol and other drugs, and bullying among Brazilian adolescents
    Cad Saude Publica. 2012 Sep;28(9):1725-36.
    Andrade SS, Yokota RT, Sá NN, Silva MM, Araújo WN, Mascarenhas MD, Malta DC.
    Free full text

    Ambas publicaciones son gratuitas en PUBMED

    Saludos cordiales
    Atentamente
    Dr Jose Luis Hernandez Perez
    Alumno de la Novena Generacion de Especialidad en el tratamiento de las Adicciones Centros de Integracion Juvenil A.C.



    ResponderEliminar