22 de abril de 2010

Mi hijo Juan consume drogas ¿QUÉ HAGO?

Hace poco tiempo recibí una llamada de un padre preguntando: ¿Qué hago, mi hijo Juan consume mariguana y no sé qué hacer, ya estoy desesperado? ¿Me pueden ayudar?

El señor comentó que se dio cuenta del consumo de su hijo desde hace dos o tres años, pero no le dijo nada porque no era del diario, sino de vez en cuando (cada ocho o quince días).

“Pensé que se le iba a pasar pronto, pero actualmente ya es diario, de dos o tres veces al día, ya hasta dejó la escuela el año pasado, no quiere hacer nada en casa, menos trabajar, sólo salir con sus amigos a la calle hasta muy noche, se ha vuelto muy grosero y rezongón; cuando el consumo se hizo más evidente, lo regañamos, su mamá lo castigó; primero lo negaba todo, después aceptó que si lo hacía, que lo hacía porque le gustaba y le hacía sentirse bien, que para él no era ningún problema y la podía dejar cuando él quisiera”.

El señor dice: “cada vez lo veo más mal, ha adelgazado mucho y duerme hasta muy tarde”. La madre le ofreció buscar ayuda juntos para que lo atendieran, pero él no quiso. El señor reconoce que en un principió él le gritaba, lo regañaba y hasta quiso correrlo de la casa, y culpo a su esposa por lo el consumo de Juan: “Sentía que lo había consentido demasiado, que le hizo falta mano dura para que se hiciera hombre”.

“Por eso es que estoy comunicándome a CIJ, para ver de qué manera me pueden ayudar”.

La respuesta que se le dio fue la siguiente: “que bueno que ha buscado ayuda en CIJ, nosotros somos una institución especializada en atender a personas que consumen sustancias psicoactivas como el alcohol, la mariguana y muchas otras drogas, así como a sus familiares. Sabemos que es una situación difícil y dolorosa y por ellos ofrecemos apoyo para que juntos encontremos las soluciones posibles a cada situación”.

Cuando papá o mamá se enteran que un hij@ está consumiendo drogas, las primeras reacciones son de negación, enojo, confusión y/o culpa hacia uno mismo o hacia los otros. Frecuentemente se piensa que fue por las malas compañías de los amigos.

Un segundo momento se involucran reacciones de enojo, impotencia, desesperación y hostilidad combinadas con reacciones de sobreprotección, minusvalía (“pobrecito él no sabe”, “es muy chico”, etc.), atención excesiva, creer ciegamente en sus promesas (“no lo vuelvo hacer”, “no me pasa nada”, etc.), y no buscar la ayuda necesaria en espera de que con el tiempo cambie y mejore la situación.

En estos momentos de confusión resulta conveniente evitar las discusiones, gritos, reproches y chantajes hacia el hijo. Su hijo/a no necesita de reproches o insultos. En la mayoría de los casos, lo que busca el usuario de sustancias es atención, hablar de sus sentimientos, afecto y comprensión y ser escuchado.

La familia debe reconocer que se trata de un problema que necesita atención especializada y por ello debe evitar restar importancia al consumo de su hijo (“está chico”, “cuando crezca lo va a dejar”). El uso de la mariguana o de cualquier otra sustancia no se puede tomar como un juego o como un asunto de curiosidad.

No ayuda en nada buscar culpables. Los esfuerzos se deben concentrar en buscar soluciones para el problema.

Es importante que los padres y demás familiares traten de conservar la calma. Darse un tiempo para hablar de la situación, ponerse de acuerdo y unirse para buscar apoyo profesional. Es importante también que medidas pueden adoptar para establecer un diálogo con el/la hijo/a acerca de su consumo para que acepte recibir un tratamiento profesional. Hay que hacerle saber que es una situación grave, que no se están de acuerdo con esta conducta, que no se va a permitir que este problema avance. Hay que actuar con firmeza respecto a los límites y las reglas de la familia. Este es el primer paso frente al problema.

El segundo paso es buscar ayuda especializada y pedir consultar a un profesional.

CIJ cuenta con una red de clínicas de atención ubicadas en todo el país, son más de 110 en México.

Puedes consultarlas en http://www.cij.gob.mx/ o escribirnos a cij@cij.gob.mx o llamar al 52 12 12 12

Y tú… ¿qué le dirías a los padres de Juan? ¿Y al propio Juan?

7 comentarios:

  1. Está flipao por fumar porros

    ResponderEliminar
  2. a fumar que es lo mejor que hay si la marihuana no es droga coñoo!! es una planta de la naturaleza flipaoss!!

    ResponderEliminar
  3. se puede encontrar informacion muy completa acerca de la marihuana en http://www.drugabuse.gov/infofacts/Marijuana-Sp.html que pertenece a NIDA, hasta hace muy poco, la informacion relativa a la cannabis era muy escasa, pero hoy en dia se han estudiado muy a fondo. Esto ha empezado a cambiar los mitos acerca de esta hierba, y sus verdaderos riesgos.

    ResponderEliminar
  4. se puede encontrar informacion muy completa acerca de la marihuana en http://www.drugabuse.gov/infofacts/Marijuana-Sp.html que pertenece a NIDA, hasta hace muy poco, la informacion relativa a la cannabis era muy escasa, pero hoy en dia se han estudiado muy a fondo. Esto ha empezado a cambiar los mitos acerca de esta hierba, y sus verdaderos riesgos. Mainrad Cortes (diplomado de adicciones)

    ResponderEliminar
  5. Siento mucho por lo que le pase a Juan al estar involucrado en el consumo de drogas ,y siento tambien por los padres de Juan ,lo importante es el apoyo para él, y cuantos estamos dispuestos a unirnos para pedir a las autoridades implantar la pena de muerte para todo aquel que produce y distribuye droga ,para asi evitar que sigan matando nuestra razón de ser, que son nuestros hijos y la razón de ser de una sociedad saludable

    ResponderEliminar
  6. LA SOLUCION ESTA EN BUSCAR AYUDA PROFESIONAL YA NO ESTAR EN ESO DE ECHARSE LA CULPA. BASTANTE COMUNICACION Y CARIÑO A LA PERSONA QUE ESTA CONSUMIENDO HACERLE SENTIR UTIL. OK.

    ResponderEliminar
  7. Lo primero es la aceptación del problema (adicción) y los padres retirar su culpa y afrontar solo su responsabilidad para buscar eficazmente la solución y un apoyo terapéutico como el q ofrece CIJ. ademas de plantearse la pregunta ¡ que le hace falta a tu casa? valores? comunicación, Asertividad? reglas? o todo? cada familia es diferente y x eso cada individuo maneja su situación de forma diferente . Saludos

    ResponderEliminar